Website Logo

Buscar objetivos, artículos y ayuda

Blog Marca

Entre bambalinas: la fábrica de Cooke

vlcsnap-2023-06-26-13h18m01s174 copy
By: The Cooke Team  |   2 min de lectura

La fábrica de Cooke, situada en Leicester, Reino Unido, posee un ambiente único que combina a la perfección técnicas contemporáneas con tradiciones y maquinaria ancestrales. Impulsado por un equipo movido por la pasión, su compromiso inquebrantable permite a Cooke fabricar productos duraderos, conocidos por su calidad excepcional y por durar décadas.

“Algo está bien diseñado cuando es práctico y fiable, pero también elegante”.

Graham Cassely, diseñador óptico – Cooke Optics

Esta ética ha formado parte de Cooke desde el principio y algunas de las máquinas de la fábrica datan también de los inicios de la empresa. Aunque Cooke ha adoptado y utilizado los avances en mecanización, la combinación de procesos tecnológicos nuevos y antiguos tiene un valor fantástico; en algunos casos, los procesos más antiguos dan resultados más favorables. En todo el proceso de fabricación hay un elemento artesanal y humano.

“Me gusta mucho esta idea de fabricar todos los elementos de cristal de forma muy persistente. Tenemos más control sobre cómo se va a comportar el cristal”.

Kate Figurska, ingeniera de diseño mecánico – Cooke Optics

La fábrica se distribuye en dos plantas. La planta baja funciona como una gigantesca sala blanca en la que trabajan personas con monos que realizan tareas limpias, como el recubrimiento, la cementación y el montaje final. En la planta superior se lleva a cabo el trabajo “sucio”: metalistería, construcción del iris, montajes exteriores y similares. A lo largo del proceso, estos dos espacios trabajan conjuntamente.

El “exterior” de un objetivo Cooke es la parte metálica con la que se interactúa: el cañón exterior, el engranaje de enfoque e iris y la montura del objetivo. El “interior” del objetivo es donde está todo el cristal. Cooke construye el exterior y el interior por separado y, cuando están listos, el interior se desliza en el exterior y todo queda unido.

 

“Aquí utilizamos mucha tecnología nueva, lo que es muy bueno para la consistencia y la repetibilidad”. La filosofía de la fábrica de Cooke es que no solo queremos fabricar objetivos con una imagen excelente, sino también objetivos duraderos”.

Graham Cassely | diseñador óptico – Cooke Optics

El proceso de fabricación del cristal sigue una serie de pasos meticulosos. En primer lugar, el cristal llega de uno de los dos proveedores, con sede en Alemania o Japón. Inicialmente en bruto y sin tratar, el cristal es más grande que su forma refinada y moldeada.

El ribeteado previo, el esmerilado y el pulido se ejecutan meticulosamente, utilizando máquinas CNC de última generación junto con equipos tradicionales, cada uno de los cuales destaca en tareas específicas. Los maestros pulidores trabajan con tolerancias muy estrictas. Una vez pulida la primera superficie, esta cara se pinta de negro para protegerla, mientras que la segunda se pule antes de pulverizarla también.

Al entrar en la sala limpia de revestimiento, se retira la pintura negra y quedan al descubierto las superficies perfectas listas para el revestimiento. La composición química exacta de estos revestimientos es información privilegiada muy bien guardada.

El ribeteado consiste en montar un elemento óptico en un plato con alquitrán calentado (brea), asegurando la alineación con el centro óptico. A continuación, las máquinas ribetean los objetivos con precisión hasta alcanzar las dimensiones deseadas. La brea calentada permite retirar fácilmente la lente del plato sin dejar marcas. Una vez retirados, los bordes de los elementos del objetivo que podrían reflejar o dispersar la luz en la imagen se pintan de negro.

COOKEFACTORY-32
COOKEFACTORY-24

El montaje completo del objetivo implica la integración meticulosa de todos los elementos para formar el interior del objetivo, seguida de una comprobación minuciosa de la alineación. Si se realiza correctamente, el conjunto se desmonta, se limpia por última vez y se vuelve a montar en un entorno de sala blanca. Normalmente, un solo técnico supervisa toda la parte de este proceso para cada objetivo, lo que garantiza la precisión y la coherencia. A continuación, el interior se acopla al exterior correspondiente. Los objetivos se fabrican por encargo para mantener la uniformidad en todos los juegos.

“Esos detalles, lo que hacemos nítido en una imagen, lo que intentamos difuminar, es muy importante para captar las emociones. Cuando analizamos el diseño perfecto nunca hay un punto final, siempre habrá una mejora, siempre habrá algo más. Es un viaje sin fin”.

Kate Figurska, ingeniera de diseño mecánico – Cooke Optics

Más allá de la fabricación, la fábrica también funciona como centro de servicio y espacio de formación para los técnicos de las empresas de alquiler. El mantenimiento general puede incluir la limpieza del cristal, una revisión de la mecánica del objetivo y el reengrasado, pero también son habituales tareas más extensas, como la sustitución de levas.

“La filosofía de la fábrica de Cooke es que no solo queremos fabricar objetivos con una imagen excelente, sino también objetivos duraderos. La gente sigue usando Speed Panchros que se crearon hace 70 u 80 años y me gusta pensar que la gente seguirá usando objetivos que estamos creando ahora dentro de otros 70 u 80 años”.

Graham Cassely, diseñador óptico – Cooke Optics

Creando las lentes Cooke

Dirigida por Dino Kazamia
Cinematografía de Dylan Bruce